Europa en invierno

Todas las estaciones tienen su encanto: La Primavera con sus aromas y su explosión de vida, El buen tiempo y las fiestas en Verano; los colores y el ambiente romántico y un poco nostálgico que ofrece el Otoño… y por supuesto está el Invierno: Una época que a pesar del clima, transporta con sus paisajes a escenarios de ensueño y de cuento.


Europa cambia de cara y de ambiente con cada una de las estaciones, sin desmerecer ninguna a las demás, pero no podemos negar el gran atractivo que tiene para los que venimos de países con climas tropicales, la experiencia de recorrer este continente maravilloso en compañía del frío y la nieve. Queremos contarles algunas razones por las que visitar Europa en invierno es una magnífica idea:

invierno en EuropaMenos turismo = mejores precios

Durante el verano la demanda de turismo es muy alta… los hoteles, los billetes aéreos o de trenes, los eventos, las cartas de los restaurantes… todo sube de precio. No hay necesidad de generar promociones u ofertas porque al haber tantos turistas en las ciudades los establecimientos saben que no importa lo que pueden subir los precios y aún así, tendrán quién les compre. En invierno la historia es diferente: Hay mucho menos turismo, hay mas disponibilidad en los hoteles y en los vuelos y trenes por lo que los precios son mas bajos… En invierno puedes conocer más y por qué no, darte un poco más de caprichos durante tu viaje.

invierno en EuropaPuedes Optimizar Mejor el Tiempo

Al haber menos turistas en las ciudades puedes disfrutar de muchos mas atractivos turísticos con menos agobio y menos filas. Las entradas a  museos, parques de atracciones, monumentos serán mucho más fáciles y sin menos gente y además transitar por las calles y los rincones de las ciudades será más fluido. 

¿CUÁNDO EMPEZAMOS TU VIAJE?

invierno en EuropaDescubrirás una Gastronomía Diferente

Los platos tradicionales en toda Europa se viven más intensamente durante el invierno. Mientras que en el verano con el buen tiempo las comidas suelen ser más ligeras, en el invierno están pensadas  para entrar en calor, para compartir en familia o con amigos durante las fiestas y que suelen incluir «rituales» tradicionales. Los platos tradicionales varían según la región por lo que en un viaje por el viejo continente, la variedad gastronómica está asegurada. Sólo por dar un ejemplo: Fondue o Raclette en la zona de los Alpes, Cochinillo o Grünkohlessen en la zona Bávara, Alubias, Cocido o Callos en la península Ibérica… y eso si, unas buenas castañas asadas y un vino caliente en los puestos callejeros y mercados navideños de toda Europa son placeres sencillos pero inolvidables durante esta estación.

mercadillos invierno en EuropaMercadillos tradicionales y luces de Navidad

Aunque no suele pasar durante todo el invierno (diciembre a febrero), si es una de las cosas más vistozas durante el mes de diciembre y primeros días de enero. Y es que puedes disfrutar de coloridos mercadillos en el centro de las ciudades con decoraciones tradicionales, puestos de comida callejeros, gente en las calles y las luces y árboles de navidad… tradiciones que realmente transportan junto con los paisajes nevados a un verdadero cuento de navidad.

paisajes invierno en EuropaPaisajes Increíbles, Recuerdos Únicos

Al viajar en tren o en coche podrás encontrarte con paisajes de cuento donde la nieve y el hielo se vuelven protagonistas. Fotografías que no tienen precio y… si hay algo de suerte, podrás disfrutar de las increíbles Auroras Boreales o luces del norte que no solo son un espectáculo natural único a la vista sino lleno de magia y leyendas. Como si esto fuera poco, parte de la vida de los europeos gira en torno a las actividades de invierno. Podrás hacerte una escapada y probar tus habilidades en esquí, snowboard, trineo… o sólo hacer una guerra inofensiva de bolas de nieve con tus compañeros de viaje.

Aquí tienes una razón extra para planear tus viajes con nosotros: Tendrás la experiencia de vivir tu viaje más de una vez: Cuando lo planeas y los sueñas de mano de nuestros expertos, cuando lo estás viviendo y cuando lo recuerdas.

¿INVIERNO EN EUROPA?

¡Hablemos!